Por Alejandro Meléndez D.

El nombramiento del exasesor de Presidencia, que redactó el decreto generador de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), Luis Salazar como diplomático en Cancillería depende de un criterio de la Procuraduría General.

Así lo indicó el canciller Rodolfo Solano ante la Comisión de Asuntos Internacionales de la Asamblea Legislativa, la cual abrió un expediente para estudiar el caso de Salazar.

Solano mencionó que no se ha materializado este nombramiento pese a que el concurso por oposición inició hace casi dos años y participaron más de 100 personas.

El exasesor de Presidencia también fungía como comisionado para asuntos LGBTI de Casa Presidencial, puesto en el que se mantuvo ad honorem hasta que dimitió también a ese cargo hace unos meses.

El pasado 11 de marzo, Salazar se abstuvo de declarar ante la comisión legislativa que investiga el caso UPAD, por el que el nuevo funcionario de Cancillería es investigado de aparente prevaricato, violación de datos personales y abuso de autoridad en el Ministerio Público.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here