(AFP) Europa vivía un sábado sofocante, en el sexto día de una ola de calor que ha provocado temperaturas récord en el continenteocho muertos en tres países, grandes incendios y picos de contaminación.

El intenso calor llegado del Sahara se desplazaba hacia la mitad norte de Francia, y París se aprestaba a vivir su día más caluroso de la semana «con entre 36 y 38 grados de máximas en el día.

Este sábado se redujo la «alerta roja», activada en los cuatro departamentos del sur de Francia, pasando a «alerta naranja», que afecta a 80 departamentos, frente a los 75 de la víspera.

A raíz de la canícula se declararon alrededor de unos sesenta incendios, que han arrasado más de 600 hectáreas y una decenas de casas y movilizaron a 750 bomberos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here