Por: Francisco León

Con el objetivo de que los niños reflejan y dibujen lo que viven en sus casas durante la pandemia, la Unicef y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) donarán 30 mil crayolas en Turrialba, la Zona Norte, Cañas y Santa Cruz.

Según estadísticas del Pani, antes de la pandemia se confirmó un aumento de 2.340 denuncias más, casi un 12%, con respecto al total de denuncias recibidas en el 2019 por diferentes abusos y agresiones a los niños en el país.

La iniciativa va dirigida a estudiantes, de 4 a 12 años, quienes por diversas razones no cuentan con acceso a internet o medios de comunicación para recibir clases a distancia, producto de la pandemia.

Además, incluyen los números de contacto, donde pueden llamar en caso de tener una consulta o querer denunciar una situación de violencia en el hogar.

Cabe destacar que dentro de esta donación, 1000 cajas cuentan con mensajes en lengua indígena cabécares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here