Por Alejandro Meléndez D.

La presidente ejecutiva del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga, se aferró a su puesto y descarta renunciar tras fuertes presiones por compras injustificadas, además de cobros excesivos dados en la facturación de mayo.

Astorga dijo que no se irá porque no ha cometido errores y puso su cargo a disposición del presidente Carlos Alvarado.

La jerarca asegura que los resultados de su gestión se demuestran con los datos de inversiones y de acceso al recurso hídrico.

En mayo el AyA cobró a los usuarios el servicio basado en estimaciones de consumo de agua, lo que según la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), no fue efectivo y perjudicó a los consumidores.

La Defensoría de los Habitantes y fracciones legislativas han insistido en la renuncia de Astorga y en la intervención del AyA. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here