Un proyecto de ley pretende elevar las penas de delitos que se cometan en perjuicio de los turistas.

La iniciativa la planteó el diputado del Partido Restauración Nacional (PRN), Eduardo Cruickshank, quien asegura que el proyecto es necesario porque previene que la seguridad afecte al sector Turismo. El plan no distingue de si el turista es extranjero o local.

Las penas irían de 20 a 35 años en caso de homicidio, de 12 a 18 años por violación, de cinco a 15 años cuando se cometa un robo, y de uno año a 10 años en los casos de hurto agravado.

Según las estadísticas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), entre enero del 2016 y julio del año 2018 se contabilizaron un total de 3.772 denuncias interpuestas por turistas provenientes de distintos países del mundo. Además la Cámara de Turismo indica que cada día un turista extranjero es víctima de delito en Costa Rica.

Sobre esto, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), señala estar pendiente de ser consultado sobre el proyecto de ley pero que un país respetuoso de los derechos humanos debe promover un trato igualitario, independientemente de que el delito sea cometido contra un turista o contra un habitante de nuestro país.

El proyecto espera a ser asignado a una comisión legislativa que lo estudie y lo vote.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here