Un grupo de reos del Centro de Atención Integral Gerardo Rodríguez, incendió colchones como medida de protesta ante la suspensión de visitas por el brote de paperas en esta cárcel ubicada en San Rafael de Alajuela.

Según cifras del Ministerio de Justicia, quemaron 10 colchones y un estañón con basura.

Desde el 12 de setiembre el Ministerio de Salud giró una orden sanitaria para que los encuentros familiares y conyugales estuvieran suspendidos mientras se logra mitigar el brote de parotidis.

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Betozzi detalló el número de involucrados en este evento que denominaron “motín”.

De acuerdo con el testimonio de Bertozzi, el Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja colaboraron para controlar la situación que dejó a 15 identificados como los “cabecillas” del disturbio.

El centro penitenciario cuenta con 1148 privados de libertad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here