Por Alejandro Meléndez

El senador Bernie Sanders ganó las primarias demócratas de New Hampshire con 26% de la intención de voto de ese estado y se colocó como favorito en las encuestas de ámbito nacional por la presidencia de Estados Unidos.

El precandidato Pete Buttigieg amarró un segundo puesto muy cercano a Sanders con 24,4% de los votos.

Y eso que para Sanders todo suena a segunda oportunidad, a una nueva cita con la historia. En 2016 ganó estas primarias de New Hampshire contra Hillary Clinton, quien se impuso en la convención nacional final del partido.  

Además fue una noche dura para el exvicepresidente Joe Biden, quien quedó quinto y hasta hace una semana figuraba como el gran favorito para competir contra Donald Trump por la presidencia de Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here