Por: María José Araya 

El Tribunal Agrario del Segundo Circuito Judicial, otorgó una medida cautelar que ordena el desalojo de varias personas indígenas en una finca dentro del territorio de China Kichá.

En esa resolución, dada mediante el voto No 288-F-2020, el Tribunal Agrario ordena la puesta en posesión de la propiedad conocida como Kono Ju en favor de personas no indígenas, para la “protección de actividad agraria productiva”, aún y cuando reconoce que la propiedad en conflicto se encuentra dentro de un territorio indígena.

El fundamento por parte del Tribunal consiste en que en el fondo “se desarrolla por parte del actor  una actividad productiva ganadera” y que se “logró demostrar una actividad agraria productiva seguida por la parte actora durante muchos años según se demuestra con las diferentes tipos de construcciones”. En ese sentido, determina que hay un “peligro potencial de demora respecto de actividad ganadera que se desarrolla en el fundo”.

El Viceministro de la Presidencia en Diálogo Ciudadano, Randall Otárola, mostró su preocupación por esta decisión, ya que según el jerarca esta es la primera vez que un tribunal define que personas indígenas deben de abandonar una finca dentro de su propio territorio.

Además Otárola dijo que la puesta en ejecución de esta sentencia dificulta el cumplimiento de sus derechos y sienta un precedente en cuanto a su protección.

Esta decisión es parte de un proceso judicial iniciado ante la recuperación de hecho desarrollada en mayo del año anterior por un grupo de indígenas cabécares de dicho territorio.

El Viceministerio ha establecido visitas constantes al territorio con el objetivo salvaguardar la integridad de todas las personas involucradas y mantiene canales abiertos de comunicación con ambas partes. Además, se ha brindado asesoría jurídica, atención social.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here