Uber perdió su licencia para operar en Londres por poner en riesgo la seguridad de los pasajeros, según comunicó el organismo gestor del Transporte en la capital inglesa.

De acuerdo con datos de la misma empresa, cuentan con 45 mil conductores y 3,5 millones de clientes en Londres.

No obstante, la compañía indicó que seguirá operanda hasta que exista una sentencia en firme que los inhabilite de operar en esa ciudad.

El organismo gestor afirmó en un comunicado haber «identificado un patrón de fallos por parte de la compañía que incluye varias infracciones que pusieron en riesgo a los pasajeros y su seguridad».

Entre ellos figura un elevado número de «conductores no autorizados» inscritos en la plataforma «que se aprovechan de las vulnerabilidades de la aplicación para transportar a miles de pasajeros».

Uber es acusada con regularidad de problemas de seguridad, como agresiones a sus usuarios o sus chóferes, lo que contribuyó a ensombrecer en muchos países una reputación también marcada por las polémicas sobre la insuficiente remuneración de sus conductores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here