BBC

Las denuncias de irregularidades en la compra de respiradores artificiales para pacientes con coronavirus, provocaron el miércoles que el ministro de Salud, Marcelo Navajas, fuera trasladado desde sus oficinas para brindar declaraciones en condición de aprehendido.

Horas después, el gobierno anunció que Navajas quedaba suspendido de sus funciones y se nombró a un ministro interino.

De acuerdo a las denuncias, que empezaron con reportes de prensa, los dispositivos adquiridos por el gobierno no eran los adecuados para su uso en unidades de terapia intensiva y existió sobreprecio en su adquisición.

El escándalo provocó que la presidenta interina boliviana, Jeanine Áñez, dijera que se compromete a esclarecer qué sucedió en la cuestionada compra y a que caiga “todo el peso de la ley contra quienes se hubieran llevado un solo peso”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here