Por: Adrián Fallas G. 

En el Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Universidad Nacional (UNA) salieron a refutar las declaraciones del diputado socialcristiano, Pablo Abarca, quien afirmó que los animales silvestres morirían de hambre ante la ausencia de turistas. 

El director de este hospital, Mauricio Jiménez, le recordó al legislador y a la población, que estos animales no deben ser alimentados, además de que está prohibido. 

Jiménez indicó que alimentar a las especies silvestres aumenta el riesgo a que estas se expongan a accidentes.

El director de este hospital de la UNA manifestó que las declaraciones de Abarca no fueron de “mala fe”; sin embargo, agregó que hay que tener cuidado con las cosas que se dicen a la población

Desde mayo anterior, el Ministerio de Salud permitió la apertura de 12 parques nacionales, los cuales deben cumplir los protocolos sanitarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here