AFP

Varios países, preocupados por el rápido aumento de casos del nuevo coronavirus a bordo del crucero «Diamond Princess», en cuarentena cerca de Yokohama, en las afueras de Tokio, decidieron este fin de semana evacuar rápidamente a sus ciudadanos.

Este domingo se habían registrado 355 casos en este barco, 70 más respecto al sábado, cuando se habían contabilizado ya 67 nuevos contagios respecto al viernes.

Pero las 3.711 personas que se hallan a bordo no han sido sometidas todas a los análisis que permiten establecer su eventual contaminación.

«Hasta ahora hemos efectuado pruebas a un total de 1.219 personas», declaró el ministro japonés de Sanidad, Katsunobu Kato, a la cadena nipona NHK.

El fin de la cuarentena de los pasajeros del «Diamond Princess» está normalmente previsto para el 19 de febrero, pero los recientes acontecimientos podrían modificar este calendario.

Varios gobiernos no han esperado, y ante la creciente gravedad de la situación –y las dudas sobre la eficacia de las medidas tomadas–, han decidido evacuar a sus ciudadanos que parecen sanos, para someterlos luego a cuarentena en sus países respectivos.

«Como lo indicamos ayer [sábado] el gobierno de Estados Unidos recomienda a sus ciudadanos que desembarquen del ‘Diamond Princess’ y retornen a Estados Unidos», escribe la embajada norteamericana en Tokio en una carta publicada en internet.

El sábado quedaban unos 350 estadounidenses a bordo del crucero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here