Por: Valeria Sánchez Q. 

Costa Rica en conjunto de 47 naciones y 23 organizaciones internacionales, se suscribió este lunes 31 de mayo en la Declaración de Seúl, que reconoce la crisis climática como una amenaza global que crea desafíos económicos, sociales, de seguridad y derechos humanos. 

El acuerdo tiene como objetivo la creación de sistemas agrícolas y alimentarios sostenibles, mediante ciudades verdes inteligentes donde las personas tengan una relación con la naturaleza a través de una política denominada “sociedad cero residuos”.

El presidente Carlos Alvarado, detalló que se debe generar una responsabilidad global para asegurar un mejor planeta para las futuras generaciones, mediante la reforestación lo cual es un factor fundamental para garantizar el cuido del planeta. 

Los países y organizaciones suscritas se deben comprometer a impulsar la inversión en soluciones innovadoras para la gestión sostenible del agua a través del uso de los recursos hídricos.

La suscripción del acuerdo tuvo lugar este lunes en el marco de la Cumbre P4G liderada por el presidente de Corea y además, contó con la participación de líderes de Dinamarca, Colombia, Vietnam, Países Bajos, Kenia, Estados Unidos, Tailandia, Camboya, Austria, Perú y Costa Rica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here