Por: Adrián Fallas G. 

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, indicó que maneja como hipótesis de homicidio el caso de la desaparición de la joven Allison Bonilla.

Espinoza comentó que hay diferentes factores que han impedido ubicar a Bonilla, quien desapareció el 4 de marzo.  

La policía judicial detuvo ayer por la noche a un hombre de 28 años de apellidos Sánchez Ureña, como principal sospechoso de este caso

Espinoza comentó que ubicaron sangre compatible con Bonilla, en el vehículo decomisado del cual Sánchez Ureña es propietario.

Según los hechos informados por el OIJ, Bonilla Vázquez había asistido a lecciones el 4 marzo en el colegio nocturno de Cachi, después se dirigió a su casa al sector de Ujarrás en Cartago. 

Por último, procedió a llamar al novio donde le mencionó que la seguían dos hombres y desde ahí no hay paradero de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here